Muchas culturas asocian el nombre de las personas con su identidad. Y aunque para nosotros podría parecer una locura, una de las cosas que nos define, por la que todo el mundo nos reconoce, es por nuestro nombre. Ese es nuestro sello particular. Lo mismo pasa con los productos y servicios, puedes ser el mejor maquilador de zapatos de tu ciudad pero siempre serás el hacedor de zapatos. Por eso, es importante que al momento de ofrecer un producto o servicio le proporciones una identidad: es decir, lo transformes en una marca. Pensamos en Coca-Cola, no en un refresco de cola; usamos Klinex, no pañuelos desechables; escribimos en un Post-it, no en hojas de papel autoadhesivo; escuchamos música en nuestro iPod, no en un reproductor musical de mp3.

A continuación te presentamos 5 estrategias básicas para que aquello que ofreces se vuelva un referente en el imaginario de los demás:

  1. Crea una marca completa. Es decir, debes alinear todo a la filosofía de tu marca, a su visión y misión, para crear estándares integrales que te permitan provocar un sentido de unidad y coherencia en tus consumidores.
  2. Asegúrate de contar con alguien que sea capaz de transmitir a los demás toda la filosofía de tu marca. Es decir, consigue a alguien capaz de tomar decisiones sobre los demás cuando de ejecutar los estándares integrales se trata.
  3. Siempre el storytelling. Contar es uno de los recursos más antiguos que tiene el hombre para transmitir ideas y emociones. Asegúrate de contar siempre una buena historia que sea emotiva y coherente con lo que tu marca transmite.
  4. Analiza. Los puentes comunicativos que se han tejido entre los nuevos consumidores y los productos deben ser ya un referente de análisis para saber qué es lo que piensa el mercado de tu marca. Procura siempre contar con herramientas que te permitan analizar el comportamiento de tus clientes.
  5. Como decía Cervantes: “Más vale el buen nombre que las muchas riquezas”. Asegúrate de cumplir lo que prometes. No prometas más de lo que no puedas dar. Lo importante no es sólo generar riqueza, sino hacer que tus clientes sientan la necesidad de no abandonarte nunca.

En Diggitalera hemos desarrollado métodos y estrategias de marketing integral que te permitirán darle una identidad a tu producto para transformarlo en una marca. Tal vez el día de mañana, tu marca se transforma en una categoría de entre todos los productos similares al tuyo en el mercado.