No se trata de crear una secta religiosa, pero casi como si lo fuera. La conversión de un cliente es el paso definitivo para que puedas generar Leads (clientes potenciales). Y es que no existe nada mejor que un cliente que está comprometido con tu marca, ya que, una vez enamorados, se dedicarán a ser los evangelizadores de tu marca a donde quiera que vayan y atraerán futuros leads a tu comunidad. La idea es que luego de que el usuario interactúa con tu marca puedas obtener sus datos a través de tres procedimientos muy sencillos:

En Diggitalera contamos con las estrategias adecuadas que te permitirán desarrollar las herramientas necesarias para que tus usuarios se conviertan en futuros leads.