Así como en la actualidad existe el IOT (Internet de las cosas), también el marketing ha evolucionado con la finalidad de generar experiencias distintas y satisfactorias en los consumidores. No sólo a nivel emocional, físico o digital, las tecnologías y su evolución nos han permitido ahora incursionar en una nueva rama de la mercadotecnia: se trata del neuromarketing, una disciplina avanzada, que tiene como función investigar y estudiar procesos cerebrales para la toma de decisiones de las personas en los campos de acción de marketing tradicional (inteligencia de mercado, diseño de productos y servicios, comunicaciones, precios, branding, posicionamiento, targeting, canales y ventas) y al mismo tiempo estudia la conducta de los consumidores frente a estos fenómenos. En pocas palabras se trata de la reacción de los clientes a nivel neuronal frente al mercado, la mercadotecnia y la publicidad.

Así, hoy en día no basta sólo con reconocer cuáles son las tendencias de los nuevos consumidores, si no de entender a profundidad cómo interactúan con las marcas y las empresas. Por eso las grandes marcas como Google invierten en estudios como electrooculografías (EOG), respuestas galvánicas (GSR), electrocardiogramas (EKG) y pulso sanguíneo volumétrico (BVP), generando resultados integrales sobre el comportamiento de los clientes frente a los productos y servicios. Aunque los primeros estudios datan de los años 90, es hasta ahora que día con día esta herramienta está alcanzando contundencia.

Por ejemplo, el estudio realizado por American Express y Neurosense LTD en 2013 Servicio insólito, probó la forma en la que cambian las reacciones fisiológicas en una persona cuando recibe un buen servicio. Así pudo comprobar que los consumidores que fueron sometidos a la prueba aumentaron en un 74% su ritmo cardiaco al obtener un buen servicio. Asimismo comprobó que un servicio excepcional genera reacciones neuroquímicas en el cerebro asociadas con sentimientos de amor y placer.

Por eso, algunas empresas, han decidido complementar la experiencia de compra con aromáticos y música dentro de sus locales para que el cliente asocie la marca a ciertos olores o canciones.

En Diggitalera contamos con las herramientas y estrategias adecuadas que te permitirán crear una campaña de mercadotecnia integral que logre cautivar la mente y el corazón de tus consumidores.

Fuente: Estudio de Servicio American Express 2013, conducido en conjunto con Neurosense LTD.